Porque nuestra actitud tiene un impacto fuerte en la vida de nuestros hijos

por | Sep 13, 2017 | Educación, Vida Christiana

Con nuestra vida influenciamos nuestro entorno, a otras personas. Esto es cierto para todas nuestras relaciones. Pero el impacto más fuerte que tenemos está en medio de nuestra propia familia,  nuestros propios hijos.
En esto, ninguno es impotente. No importa qué pensamientos ni sentimientos que tenemos acerca de ese asunto – todos somos gente poderosa y tenemos una gran responsabilidad de hacer el correcto con esta potencia.
Nuestras palabras, nuestra actitud hace una gran diferencia!

actitud

Hay una frase que dice: “La forma con la cual hablamos con nuestros hijos,  se convierta en su voz interior”. Me gustaría ir más allá. Uno podría decir: nuestra actitud hacia nuestros hijos se convierte en su actitud que tienen hacia sí mismos.”

actitud

Usted puede verlo desde una edad temprana.

Digamos, usted tiene un bebé que está empezando a comer con la cucharilla. Va a hacer una gran diferencia si usted deje que el bebé come solita, animándole (con toda su actitud y sus palabras) – o si ustedes tratan de prevenir ansiosamente que el bebé echa a perder la comida, ensuciándose en este proceso de aprendizaje.
El primer bebé aprenderá a comer – feliz y seguro que es un bebé capaz.
El segundo bebé aprenderá a comer – con la inseguridad y el miedo, si realmente es lo suficientemente bueno para hacer las cosas correctamente.

Esto es cierto para todos los niños, independientemente de la edad que tienen.
Es cierto incluso para nuestro cónyuge – nuestra actitud hacia él/ella va a hacer una gran diferencia!
La forma en la cual vemos a nuestros hijos, la manera en la que tratamos con ellos, será parte de ellos cuando crezcan.Toda su actitud de ver lo mejor en su hijo, estar orgulloso de quien está, afirmándole, toda su paciencia y todo su esfuerzo en entender su corazón traerá frutos en su momento.

Un día, mientras estaba leyendo mi Biblia, Dios me hablo a través de Isaías 55:10

“Porque como la lluvia y la nieve descienden del cielo y no vuelven allá sino después de haber saciado la tierra y de haberla hecho germinar, producir y dar semilla al que siembra y pan al que come.”

leyéndolo, me di cuenta de que nuestras palabras, nuestra actitud hacia nuestros hijos es como la lluvia… a veces como la nieve. Nieve se encuentra allí y no parece a regar la tierra en este momento. Produce la sensación de frío y helado. Pero esta nieve no estará allí eternamente. Un día va a fundir y regar la  tierra,  eso va a producir mucho fruto!
Está es exactamente lo que se pasa con toda nuestra inversión en las vidas de nuestros niños.

Sí, podemos malcriar nuestros hijos. Sí, podemos arruinarlos por no establecer límites, o inundarles con cosas materiales en vez de nuestra presencia.

Sin embargo, no podemos malcriarles dando calidez, empatía, ni escuchándoles con un corazón compasivo. No vamos a malcriar un bebé que llora si  lo alzamos, confortándole, ni en acercándonos a un niño distante con una actitud cálida y amorosa.Tampoco vamos a malcriar un niño desafiante cuando evitamos las batallas de poder llegando a él con una actitud soberana, afirmando lo que sabemos que es su corazón a pesar de su comportamiento.

Estas son maneras de regar el alma de nuestros hijos.

actitud

Y va aun más allá: regar el espíritu de nuestros hijos.

Muchos padres cristianos bien intencionados que quieren criar a sus hijos en los valores bíblicos enseñan a sus hijos las escrituras de la Biblia. Esto es genial, pues es la palabra de Dios. También lo hacemos.
Sin embargo, ¿sabía usted que, diciéndole a un niño por su actitud y por las palabras que es increíble y maravillosamente hecho, está tan bien (y a veces incluso con mayor impacto) la implantación de la verdad de Dios en su espíritu? Un niño que tiene un fundamento así,  ya a estar listo para su propia amorosa relación personal con Dios!

Así que, seamos esta voz interior. Seamos esta actitud que van a tener hacía ellos mismos . Y hagámoslo con sabiduría, amor y con el entendimiento de que nuestras vidas tienen un impacto fuerte en sus vidas!!

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: