Como todos los años, pasar las celebraciones de Navidad con nuestras familias ha sido una experiencia interesante. Por un lado, me encanta. Disfruto tener el privilegio de celebrar con mis hermanos y mis padres, también disfruto de celebrar con la familia de Benny.
Sin embargo, es desafiante también. Simplemente porque los viejos patrones familiares están apareciendo, los roles que cada hermano tuvo en la infancia están surgiendo: dependiendo de cuánto ha crecido el individuo en los últimos años, aparece bastante o poco.
Esto me ha motivado a elegir el siguiente tema para el artículo de esta semana:

Dinámica familiar: los roles individuales dentro de una familia. Primera parte

por | Ene 3, 2018 | Crecimiento personal, Educación

Cada familia tiene una dinámica. Cuanto más saludable es una familia, más  está dinámica es positiva  para la vida del niño. En la familia más saludable todavía se puede observar un patrón en el comportamiento de los niños.
Conozco a muchas familias, donde el niño mayor es el “responsable, el leal”, el segundo es el rebelde, el tercero, el payaso de la familia o el que es fácil e “invisible”.

roles
cuanto más problemas tiene una familia (a través de las adicciones, la crianza de los hijos narcisista, la violencia o cualquier otro tipo de abuso), más un niño asume este papel para sobrevivir y para “ayudar” a su familia a no desintegrarse.

En este artículo, no entraré en los detalles de las familias altamente disfuncionales.

Lo que haré es explicar los cuatro roles principales que un niño puede tener en una familia, describir el patrón y señalar cómo se puede ayudar a su hijo a prosperar en ese rol en lugar de perderse. Un rol es nuestro rol de “hacer” (cómo nos aperciben los demás) y el otro es nuestro rol de “ser” (el rol que elegimos para resolver nuestros problemas emocionales).

Ahora estos son los cuatro roles que un niño puede tener en el entorno familiar:

Hoy vamos a echar un vistazo a dos de ellos y en el próximo artículo vamos a enfatizar a los otros dos.

El Héroe

Chivo expiatorio

El hijo Perdido

 

EL BUFÓN (Payaso)

 

El Héroe:

El papel del héroe, el cuidador de la familia, generalmente lo  toma el niño mayor.

El héroe salva a la familia, de ahí  viene su nombre de “héroe”, siendo perfecto y haciéndolo lucir bien, dando a la familia autoestima porque se ven bien por fuera.

Las características positivas del héroe:
buen chico, gran triunfador, sigue reglas, busca aprobación, muy responsable, confiable, diligente, maduro, servicial y organizado, trabajador, exitoso, centrado, generoso al elogiar a los demás, líder, leal, poderoso.

Características negativas del héroe:
Inflexible, teme la intimidad, impulsivo, incapaz de jugar, tiene expectativas irrazonables, teme fallar, experimenta fácilmente la culpabilidad, tiene problemas para satisfacer las necesidaes personales, es rígido, controlador y extremadamente crítico (aunque tal vez muy sutil al  respeto) – de los demás y de él mismo.

Sentimientos internos del héroe:
Trabaja duro para ser aprobado, súper responsable, exitoso, parece de tener todo bajo control y cree que es especial.

Principales sentimientos ocultos del héroe:
Insuficiencia porque nada es lo suficientemente bueno.

Este niño será quien siga y crea en las reglas de la familia. Eso hace que este niño sea muy leal y confiable.

Este rol se puede observar en una familia que está funcionando, así como en una familia que está luchando. Puedo identificar a mi hermana mayor e identifico fácilmente a mi hijo mayor con ese papel.

Sin embargo, en familias que son altamente disfuncionales, este rol se vuelve muy pronunciado. En una familia así,

el héroe de la familia puede asumir las responsabilidades del padre adicto y convertirse en el sostén familiar a una edad temprana. O puede convertirse en el marido  sustituto, dándole a su madre el apoyo emocional que debería recibir de su cónyuge. Se considera que  los héroes tienen todo bajo  control, que  son maduros y responsable.

El precio de poner toda su energía en lograr, sin embargo, es que estos héroes rara vez se sienten bien por dentro. En lugar de estar en contacto con quiénes son y qué necesitan, han sacrificado sus vidas emocionales tratando de preservar la unidad familiar.

Cualquiera sea la familia de la que provenga o la que tenga, puede marcar una gran diferencia en la vida de su hijo. Lo mejor de conocer estos diferentes roles es que les permite, como padres, llegar a sus hijos y ayudarlos a que no se pierdan en ese rol y a convertirse en la persona  única, valiosa y altamente capaz que deben ser.

Formas de ayudar a su hijo a no perderse (o comenzar a recuperarse) del dicho rol:

  • Enseñe a su hijo que son responsables de conocer y cumplir con  sus propias necesidades y no solamente de todos los que están a su alrededor.
    Con nuestro hijo mayor eso es algo que debemos enseñarle una y otra vez. Tratará de hacer que sus hermanos obedezcan, para evitar que hagan algún tipo de tonterías. Él puede emocionarse cuando lo ignoran y no siguen sus buenos consejos. Entonces intervienemos y le decimos que apreciamos su corazón y su comportamiento confiable y le decimos que nos deje tratar con la situación.
    .
  • Enséñele a su hijo a jugar y a no tomarse  a sí mismo y a los demás tan en serio.
    Necesitan abandonar esa compulsión de ser perfectos y abandonar la necesidad de ser el jefe tratando de obtener la aprobación de las figuras de autoridad.
    Nuestro mayor puede realmente enojarse cuando sus hermanos le hacen una broma, por ejemplo, siendo los primeros a ser vestidos. No lo ve como un juego, sino como una competencia seria. Él trata de cumplir con sus altas expectativas personales al ser el primero. Le decimos que es increíble incluso cuando llega a ser  segundo y que lo celebramos por lo que es, incluso si él no es el primero.
    .
  • Enséñele que todos cometemos errores de vez en cuando.
    A veces, nuestro mayor se pone gruñón y molesto. Investigando su comportamiento, a menudo tiene que ver con darse cuenta de que cometió algún tipo de error. Le aseguramos que su valor no depende de que él sea perfecto.
    Esto lleva a mi siguiente punto:
    .
  • Ayude al héroe de la familia a sentirse validado por su propia persona en lugar de por los logros.
    Celebramos a nuestro hijo mayor … no solo cuando ha logrado algo. No solo cuando era perfecto en lo que acaba de hacer. Pero simplemente por ser nuestro hijo amado.

Chivo expiatorio

Atributos: “el rebelde”, “niño problemático” o el “creador de problemas”.

El chivo expiatorio es, como su nombre lo describe con tanta precisión, el culpable de todos los problemas de una familia. Por lo general, es el segundo hijo y con frecuencia se lo describe como irritante, desafiante, engañoso, hostil, enojado y desobediente.

Aspecto exterior:
Hostil, desafiante, rompe reglas, se meta en problemas.

Características positivas del chivo expiatorio:
Tiene muchos amigos, un buen líder de grupo y / o consejero, coraje para revelar la realidad, sensibilidad a los sentimientos de los demás, maneja bien el estrés, llama la atención.

Características negativas del chivo expiatorio:
ira, hostil, desafiante, enojado, rompedor de reglas, puede estar en problemas, puede tener problemas legales, irresponsable, manipulador

Sentimientos internos del chivo expiatorio:
rechazo, dolor, culpa, celos, soledad, miedo, ira.

Sentimientos principales pero ocultos del chivo expiatorio:
tiene auto odio y puede ser muy auto destructivo, el rechazo a uno mismo también significa que rechaza a los demás.

Su comportamiento es tan escandaloso que todos los demás en la familia se ven bien en comparación. Cuando la familia se centra en el comportamiento del chivo expiatorio, dejan de prestar atención a los problemas reales que deben resolverse.

El chivo expiatorio es el revelador de la verdad de la familia y, a menudo verbalizarán o representará el “problema” que la familia intenta ocultar o negar.

É​ste es el niño del que la familia se siente avergonzada y el niño más emocionalmente honesto de la familia. Estos niños suelen ser los más sensibles y cariñosos, razón por la cual se sienten tremendamente doloridos.

Cuando me enseñaron sobre estos diferentes roles en 2003, me identifiqué tremendamente con este rol.

Soy la segunda hija de cinco, fui quien intentó de verbalizar los problemas que sentía en mi familia de origen. Yo fui el que dificultó nuestra vida familiar. De hecho, me fui de casa a la edad de 16 años para vivir como au pair en la parte francesa de Suiza y a continuación hacer un aprendizaje. Después de eso, no me permitieron volver a casa cuando se lo pedí. Me dijeron que su vida finalmente fue pacífica y agradable sin que yo fuera parte de la familia.

Por supuesto, hubo mucho dolor, rechazo y vergüenza por haber sido negado de volver donde mi familia, escuchar que su vida está mucho mejor sin mí.

Me llevó años deshacerme de estos intensos sentimientos de vergüenza y recazo y convertirme en la persona que soy hoy.

Sigo pensando que los problemas que vi en mi familia de origen fueron realmente allí y que estaba en lo cierto en lo que veía.

El problema era que mi forma de decirles fue malo, lo normal para un niño y adolescente, pero aún así estaba mal.

Todavía soy la que pregunta sobre el “porque” detrás de las cosas que no entiendo. Todavía soy la que siente los problemas dentro un grupo de personas – un lugar de trabajo, Iglesia u otro tipo de grupo con una dinámica. La gran diferencia es que hoy soy capaz de actuar sabiamente en lo que veo y siento.

Hoy tengo una buena relación con mi familia, incluso con aquellos que no cambiaron mucho. Puedo tener una relación con ellos, mostrarles amor y aprecio, aun siguiendo ver los patrones en su comportamiento que me perjudicaron en mi infancia.

Sin embargo, ahora soy libre. Estoy restaurado. Pero más sobre eso más tarde.

Regresemos al artículo:

Formas de ayudar a su hijo a no perderse (o comenzar a recuperarse) del dicho rol:

  • Enséñele a su hijo a aprender a resolver conflictos en lugar de lidiar con las dificultades rebelándose.
    Nuestra hija (que nacía en segundo) encajaría perfectamente en este papel de rebelde, si la dejaríamos. Pero le enseñamos las diferentes formas posibles de responder, cuando su primera reacción es una actitud rebelde cuando ella no quiere algo.
    .
  • Enséñele a su hijo una autoestima que es capaz de comunicar los sentimientos verdaderas en una forma constructiva
    Le enseñamos a identificar sus verdaderos sentimientos y su verdadera motivación detrás de lo que acaba de hacer. Ella es muy vulnerable a las acusaciones erróneas y necesita nuestro amor y afirmación después de que le hayamos interpretado mal, o simplemente cuando sus motivaciones no han sido lo que parecían ser (por ejemplo, cuando ha tropezado a uno de sus hermanos, sin pensar en el efecto que causaría y luego ser regañado de que esto era algo malo de hacer)
    .
  •  Aprender a identificar el dolor bajo la ira y aprender a reconocer cuando usan la ira para cubrir el dolor.
    Esto incluso funciona conmigo hasta el día de hoy. Cuando me doy cuenta de que la rabia se levanta dentro de mí por algo que hizo mi esposo u otra persona, trato de identificar rápidamente porque … Y mayormente es porque me lastimé por algo que hicieron, lo que generalmente no era su intento para nada.
    .
  • No se dejan enredar en la tapa de “ira” del chivo expiatorio y acéptenlo y ámenlo con todas sus emociones desbordantes
    No permitimos que nuestra hija se meta en el papel de chivo expiatorio rebelde. Siempre profundizamos en su comportamiento. Al final siempre, siempre tenemos una niña dulce y tierna, cariñosa, acurrucada en nuestro regazo, diciéndonos cuánto nos ama.
    .
  • Enseñe al chivo expiatorio a negociar en vez de a rebelarse
    .
  • Ayuda al chivo expiatorio a entender que él / ella tiene control sobre sus sentimientos de enojo.
    El principal problema de este rol es la ira y la forma de enfrentarlo. Para aquellos padres que se ven a sí mismos o a sus hijos sumidos en el tema del enojo, hay muchos libros valiosos que nos muestran cómo enfrentar el enojo.Estoy seguro de que este articulo podría hacerles pensar en diferentes personas que tienen en su vida. Quizás, son sus propios hijos. Tal vez encuentran algunos de estos patrones en usted. Recuerdan, siempre se trata de lo que uno hace con esta información. Podrían condenarse o condenar a otros… O pueden aprender de ello y mejorar su vida y la de las personas que le rodean, de forma más relajada e inclusa más divertida. La próxima semana veremos al niño perdido y la mascota. Realmente espero que todos les ayuden a usted y a su familia a obtener resultados hermosos.

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: