Un día soleado o un paisaje con neblina? – Abraza las estaciones de tu vida

por | Ene 24, 2018 | Crecimiento personal, Vida de Familia

Donde vivimos, el invierno es la época del año donde afuera está frío y oscuro.
Es la época del año en que se supone que en suiza hay mucho nieve. Pero la realidad es que en la llanura donde vivimos, rara vez tenemos el privilegio de tener un paisaje de ” las maravillas invernales” como lo tenemos en las montañas.

estaciones
Cuando volvía a casa el otro día, a la hora del almuerzo, crucé una colina y miré hacia abajo, al lugar donde vivimos. Incluso a la hora del almuerzo, todavía estaba oscuro, neblinoso, frío, incluso helado. No pude ver  los montes cercanos que hacen que esta región sea tan acogedora y hermosa.

Entonces me di cuenta: lo que vi frente a mí tiene mucho que ver con nuestras vidas.

Paré el auto y tomé una foto:

day
¿Cuántas veces nuestras circunstancias de vida se parecen a esta imagen?
Oscuro, sin perspectiva, frío, faltando sol y la calidez de nuestro entorno.
Al estar en esa situación,  uno casi se olvide, que en alguna parte, está el sol, que  está temporada pasará y que la primavera y el verano ciertamente vendrán.

Sin embargo, volviendo a nuestro invierno donde vivo, sigo pensando que es una temporada hermosa. A pesar del clima nebuloso, oscuro y helado que no me gusta.

estaciones
estaciones
Amo decorar mi casa.  Puso velas y luces en todas partes, mantas en nuestro sofá. Cuando los niños  no tienen escuela y Benny está en el trabajo, a menudo  paso largos periodos de tiempo en salón con mis cuatro hijos, con música, velas, haciendo algo  junto o incluso haciendo algo diferente … Pero en una ambiente acogedora, cálido y relajado. Lo disfrutamos  aun más cuando Benny está en casa y la familia  está completa. Nos encanta. Es un momento especial y único del año, que apreciamos y al que esperamos con ansias durante  la cálida y soleada temporada. Cuando llega  la temporada cálida, salimos a aventuras. Camping, playa, excursiones, caminatas … Las posibilidades son infinitas.
Pero en este momento, no solo sacamos lo mejor de  esa temporada, apreciamos  esa temporada.

El día que entré en el proceso de entender que mi vida, quien soy, es algo especial y único, ese día que empecé a creer que mi vida podía marcar una diferencia hermosa en la vida de las personas … Paré de verme a mí misma como una víctima de mis circunstancias.
Decidí que voy a dejar de  desear estar en otro lugar, haciendo otra cosa o incluso ser otra persona.
Decidí de no permitir que las circunstancias de mi vida me llevaran a la desesperanza, a la depresión, a los celos de las vidas diferentes de otras personas … Pero que crearía ese ambiente cálido, amoroso, acogedor, alegre y feliz a mi alrededor. No importa mi entorno, no importa los desafíos que enfrento, incluso cuando unos  sueños de mi vida  aún no se cumplen. Confiaré en ser fiel en lo que soy, lo que tengo y lo que se me ha confiado … Dios me guiará paso a paso.

Y en mi experiencia, esas mismas estaciones que fueron  las más frías, las más nebulosas y más frías fueron las estaciones que aprecio en lo profundo de mí.

¿Por qué?

 

Eran las estaciones que más añoraba por una palabra de Dios, su dulce presencia, su consuelo y su verdad. Él nunca me falló. Eran las estaciones que fueron como un trampolín para el crecimiento, la madurez y  el carácter en mi vida. No fue siempre mi actitud. Pero entendí que esta actitud acelera todo  el proceso y Dios puede ir mucho más allá en una vida que sin élla.

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: