usar la vara para criar a nuestros hijos no está en la Biblia. Una verdad antigua en una luz nueva. Parte 3

por | May 24, 2017 | Educación, Vida Christiana | 0 Comentarios

El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.
Proverbios 13:24

Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; Mas no se apresure tu alma para destruirlo.

Proverbios 19.18

La necedad está ligada en el corazón del muchacho;Mas la vara de la corrección la alejará de él.

Proverbios 22:15

No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá. Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol.

 

Proverbios 23:13-14

vara

La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho consentido avergonzará a su madre.

Proverbios 29:15

Cuando leí estas escrituras, poniéndome en el lugar de hombres y mujeres temerosos de Dios que quieren obedecer la Palabra y enseñar a los demás lo que allí se dice, puedo entender el hecho que la mayoría de estos libros, así como literatura que se encuentra en el web fueron escritos bajo una fuerte convicción de agradar a Dios. Entiendo que muchos de estos ministros en el área de la familia enseñan  sobre la vara y cómo disciplinar a los niños de una manera muy sincera y con mucha convicción.

Pero nosotros ya tenemos más información sobre el idioma hebreo, y con esa información vamos a mirar estas escrituras.

Empezamos con los tres primeros versículos  que se refríen a un “niño”.

En este punto, teniendo conocimiento de las diferentes etapas de la vida de un niño, es muy interesante saber que la palabra original en estas escrituras, la cual es traducido como “hijo”, es “na’ar“. En el último artículo vimos que la palabra “na’ar” en la terminología general de la lengua hebrea, de las diferentes etapas en la vida, se refiere a un joven a partir de la adolescencia, donde un joven gana un sentido de independencia.

vara

¡Eso me surprendió bastante! ¿Una persona joven a partir de la adolescencia? ¿Qué pasa con los niños pequeños? Todos estos libros que he leído nunca mencionan a los adolescentes y jóvenes, para la corrección física. Todos ellos varían entre la edad de 6-18 meses para iniciar con el uso de la vara.

vara

Pero como dice el autor:

vara

Con el conocimiento adquirido en el anterior artículo ustedes entienden que las dos siguientes escrituras que están hablando de “hijo” es la palabra hebrea “Ben“. Por supuesto, se puede argumentar que estas dos escrituras nos dicen que aún existe la posibilidad que toda esta enseñanza sobre usar la vara y otras medidas físicas para nuestros pequeños niños aún es bíblica.

“Como vimos aquí, todo el libro de los Proverbios se dirige a los jóvenes y hombres adultos. Está escrito hacia los hombres jóvenes cuando comienzan a desarrollar la conciencia para pensar acerca del matrimonio y la familia. Es durante este período cuando estos consejos tienen más sentido. Es para ellos que el libro fue escrito. Intentar comunicar esas ideas para los niños encontrarán una audiencia inmadura.”

Además, los tres primeros versículos hablan muy claramente de hombres jóvenes y hombres adultos. Obviamente, no podemos permitir que los dos textos, en los que se utilice la palabra “hijo” (en hebreo “Ben”)  nos lleven a interpretar los otros tres textos, en los que se utiliza el término más específico “joven adulto” o “adolescente”.

Ahora vamos a leer estas escrituras de nuevo, tener en cuenta esta información:

No rehúses corregir al muchacho un joven adolescente “na’ar”; Porque si lo castigas con vara, no morirá. Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol.

Proverbios 23:13-14

La vara y la corrección dan sabiduría; Mas el muchacho un joven adolescente “na’ar” consentido avergonzará a su madre.

 

Proverbios 29:15

La necedad está ligada en el corazón del muchacho un joven adolescente “na’ar”; Mas la vara de la corrección la alejará de él.

 

Proverbios 22:15

El que detiene el castigo, a su hijo (un joven adolescente) aborrece; Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige.

Proverbios 13:24

vara

Castiga a tu hijo (un joven adolescente) en tanto que hay esperanza; Mas no se apresure tu alma para destruirlo.

 

Proverbios 19.18

Como lo tenemos claro ahora, vamos a estudiar más profundamente uno de estos versículos

En el libro, el autor mencionó dos versículos que necesitan una explicación más en detalle por su traducción que dejó una impresión falsa de lo que se dice ahí. Pero en español hay solo uno de estos versículos que necesitan explicación, porque el otro fue traducido de manera bien comprensible. Si quieren saber a que me refiero, pueden ver aquí, en la versión inglés.

Con este versículo cada padre temeroso de Dios y su palabra va a creer que necesita utilizar la varilla con su hijo, porque el impacto que uno piensa percibir en las escrituras es tremendo.

El autor dice en el capítulo 7

No rehúses corregir al muchacho un joven adolescente “na’ar”; Porque si lo castigas con vara, no morirá. Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol.

Proverbios 23:13-14

“Puedo decir con convicción que los padres podrían estar dispuestos a hacer casi culauier cosa para garantizar que sus hijos puedan llegar al cielo.. Éste es especialmente el caso cuando uno piensa que la acción podría tener cierta influencia para salvar a sus hijos del infierno.”

En el libro encontrarán que todo el capítulo siete está hablando de este versículo. Excedería este artículo de entrar en detalles sobre el argumento del autor.

Pero al sacar los puntos principales, se puede decir, que respecto a la palabra sheol en Hebreo: “sh’ol“, mediante el estudio de la Biblia, usted puede encontrar que el significado bíblico de la palabra “sh’ol” no siempre habla del infierno eterno.

También es traducido como “cueva”, fosso” y “tumba” y un “estado de ser” (como Jonás en el vientre del pez (Jonás 2..1-2).

La otra palabra que está mirando, es la palabra “alma”, nephesh” en hebreo. Esta palabra no siempre se refieren al concepto del  “alma eterna” de la Biblia. De hecho, a menudo ni siquiera se refieren a seres humanos, pero la misma palabra se refiere a animales (Génesis 1.20) y a personas un poco más adelante (Gén. 2.7).

En Levítico 24:17 y 24:18 ambas utilizan la palabra “alma” (nephesh) pero el primer versículo  habla de matar a un hombre y el segundo habla acerca de matar a un animal.

El autor llega a la conclusión que 

“la indicación del texto apunta fuertemente para conseguir que la persona rebelde vuelva al camino recto y angosto, de modo que no muera demansiado temprano debido a un estilo de vida con malos hábitos o aún criminal. No dice cuándo ni por cuánto tiempo. Sólo dice para salvarlos del Seol. Obviamente, eso es un buen consejo, y los primeros judíos creían en el castigo físico como un último recurso para quienes se habían trasladado a una posición de quebrantar la ley.”

Un detalle que me llamó la atención cuando estudié el capítulo seis donde habla de: ” El nuevo testamento y su referencia al castigo físico.” El autor afirma que en el Nuevo Testamento, no se encuentra una referencia sobre la cuestión de la corrección física para niños. Tampoco los autores del Nuevo testamento mencionan las escrituras acerca de la vara de corrección física, que hemos visto ni podemos encontrar ninguna escritura en el Nuevo Testamento aún cerca de corrección física.

En la lectura del Nuevo Testamento podemos ver numerosos pasajes sobre el castigo físico, pero todos ellos fueron aplicados a hombres adultos. Me pregunto: si esta escritura en Proverbios 23:13-14 en realidad habla de salvar a mi hijo desde el infierno si lo castigo con la vara: esto no se repitaría y tendría un énfasis en el Nuevo Testamento?
Yo creo que sí.
Con esto voy a cerrar este artículo.

Volveré la próxima semana con un apéndice el autor ha incluido 5 Apéndices en el volumen de su libro. Uno de ellos me pareció muy interesante para mi propia vida y la de mis hijos, y les invito a volver para leer lo que el autor dice sobre el tema de “castigo: ¿Funciona?” Usando ejemplos de la biblia para explicarnos su respuesta.

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!