Alguna vez has sentido que no sos amable, para quien eres verdaderamente? Aquí encuentran más sobre eso.

por | Jun 29, 2017 | Crecimiento personal, Vida Christiana | 0 Comentarios

Alguna vez has sentido que no sos  amable, aceptable para quien eres verdaderamente? El sentimiento de vergüenza es una emoción muy poderosa, y muy a menudo escondida dentro de nosotros, mientras que ni siquiera nos damos cuenta de que esta sensación dolorosa de la vida se llama “vergüenza”.

La vergüenza es este poderoso sentimiento:

vergüenza

” Yo soy un error, algo está mal conmigo”.

(En cambio  la culpabilidad dice “hecho un error, hecho algo mal”)

La Vergüenza tiene que ver con nuestro ser.

La vergüenza es el sentimiento afectivo de insatisfacción, o fracaso. Es lo que sentimos, cuando hay una falta de congruencia entre lo que somos y nuestro ideal de que tendríamos que ser.
La mayoría de nosotros no han llegado a comprender el sentimiento de vergüenza.
Sentimos que hemos fallado y que somos inútiles.
Es una sensación que se siente en la boca del estómago. No alcanzamos el nivel de las expectativas de nuestro ideal.

Hay tres fuentes principales que causan la mayoría de la Vergüenza en nosotros:

  • La familia
  • El sistema mundial.
  • La religión.

La vergüenza ha sido una poderosa realidad en mi vida durante mucho tiempo. Este persistente sentimiento de no ser amable, no ser aceptable para lo que realmente soy, fue una gran parte de mi vida.
En mi realidad, no pudo imaginar tener amigos y familia que verdaderamente me aman y que están orgullosos de mí!
Incluso recuerdo  pensar “si alguien me violaría, al menos sabré que alguien me ha visto y pensó que soy suficiente – al menos para eso “. Esa es una locura de pensamiento, e incluso escribiéndolo me da  náuseas  .Ningún niño, ningún adulto debe tener pensamientos como eso!

Hace unos 14 años atrás, donde escuché por primera vez de este sentimiento llamado “vergüenza”. A través de una enseñanza que recibí, me di cuenta cuanto vergüenza hubo en mi vida, influyendo cada área en mi vida – limitando cada experiencia, oportunidad y relación. Dandome cuenta de eso, hubo este sentimiento profundo de impotencia (y por supuesto vergüenza) ¿Cómo podría yo superar esta realidad tóxicos mía?Durante el proceso de entender más sobre esto tema de vergüenza entendí que está bien de buscar ayuda de otras personas para sentirse mejor.

Sin embargo, el verdadero cambio sólo vendrá por comprensión de que no soy (más) una víctima. Que necesito entender que soy un adulto con una voluntad libre… y que puedo tomar decisiones.
La decisión es: puedo quedarme en la condenación de quien soy. Puedo permanecer en estas realidades negativos de mi vida O puedo abrazar la verdad.
Ahora, ¿qué es la verdad? Hay muchas “verdades” en este mundo. Hay mucho auto platica y aun buenas terapias.
Sin embargo, de lo que estoy hablando – y lo que me liberó – es muy diferente.
Jesús dijo, “Así que, si el Hijo os liberta, seréis verdaderamente libres.” (Juan 8:36 )

Su verdad. La verdad de Dios.

Si elijo a habitar en ella, confrontar mis sentimientos presentes con la  verdad de Dios, decidir que mi realidad tiene que someterse a la verdad de Dios… entonces por cierto, voy a encontrar la libertad. Jesús dijo, “Así que, si el Hijo os liberta, seréis verdaderamente libres. ” (Juan 8:36 ) Esa es la verdad.
debo elegir caminar en su verdad de momento en momento. El sentimiento de vergüenza puede seguir inundando mi corazón. Y claro, hace mucho tiempo que este patrón de pensar tenía derecho de existir, así que no va a cambiar en un par de horas. Pero cuando decido que mi realidad es la verdad de Dios y no mis sentimientos, el cambio es cierto.

Aqui pueden leer más sobre la vergüenza.

Hoy, mirando atrás, estoy asombrada de cómo entró en una libertad y una nueva realidad! La realidad que soy amable. Que soy una bendición. Que en lo que soy, estoy maravillosamente hecho!
En el comienzo de nuestro matrimonio, cuando Benny me dijo: “Jeanne, te amo!!”  Le responidí :  “estás loco.” Hoy, mi respuesta es: “Yo también te amo. ” o “Gracias por amarme!”.

shame

Responda a las siguientes declaraciones con un “no” si nunca se sienten de esa manera hoy.
Responda a las siguientes declaraciones con un “sí” si se sienten de esa manera hoy.

.

 

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!

A %d blogueros les gusta esto: